fbpx

septiembre 11

0 comments

¿Por qué pase de ser propietaria de negocios tradicionales a negocios digitales?

By info@nataliajarquin.com

septiembre 11, 2021


Si conoces mi historia, sabrás que he sido emprendedora toda la vida (desde muy niña). Cuando vivía en Nicaragua y estudiaba en la Universidad aprovechaba mis vacaciones para venir a Miami a comprar ropa, zapatos, perfumes y luego vender en Nicaragua. También viaje a México (sin conocer a nadie, pero muy animada) para comprar joyas de plata y luego poder venderlas en Nicaragua, y muchos otros negocios que tuve, pero ¿qué pasaba en todos?

Que me llenaba de inventario, no siempre vendía todo, y como mi mente era muy limitada en ese entonces, yo misma de decía: «Si no lo vendo me quedo yo con esta cartera, o con estos aretes, o bien me quedan para dar de regalo a cualquier cumpleaños que me inviten». Grabé error, que me llevo a ir cerrando cada uno de estos negocios que había iniciado desde muy joven, con todos los ánimos del mundo pero con 0 experiencia en negocios.

Carlos que en ese momento era mi novio (hoy mi esposo), siempre me decía, «esa no es la forma de llevar los negocios, no funcionan así»; muchas veces lo escuché pero otra veces no y bueno, el resultado fue cerrar cada uno de ellos.

Luego, en el año 2007 ya casados decidimos construir nuestro Hotel en Nicaragua, con todos los ánimos, muy determinados y con la fe que este era el negocio para el que Dios nos estaba preparando para hacerlo en grande. ¿Nos fue bien? Si (todavía somos propietarios de este negocio), pero ¿qué paso?

Antes de contarte que paso, te cuento que es un excelente negocio, que requiere de trabajo y disciplina como todo, que lo manejamos en la distancia desde Miami, pero…. está limitado a una zona geográfica, y con la pandemia también estuvimos limitados a cierre de aeropuertos y de lugares turísticos.

Por suerte, antes de la pandemia ya viviendo en Miami comenzamos a crear nuestro negocio digital. La primera idea era poder ayudar a restaurantes al uso estratégico de sus redes sociales (ya que veníamos con la experiencia del Hotel, desde el primer mes facturar y llevar al punto de equilibrio un negocio nuevo, que nadie conocía pero que potenciamos en ese momento sólo con Facebook). Por eso decidimos pagar mi primera Mentoría para aprender sobre estrategias y como ayudarle a otros a aumentar sus ventas a través de sus redes sociales y publicidad digital.

Era la primera vez (a principios del año 2019) que pagaba a personas que no conocía por una mentoría (ellos en Nueva Zelanda, yo en Miami). Soy sincera, casi no dormí la noche que la pagamos…. pasaron mil cosas por mi cabeza, inseguridades, miedos, ¿y si no funciona? , ¿y si ellos luego se pierden con nuestro dinero?, ¿y si no consigo clientes? y miles de preguntas más. Pero gracias a Dios tengo un esposo que es mucho más arriesgado que yo (y me ha enseñado mucho al respecto) y hoy te digo, fue la mejor decisión que tomamos ese año, sin saber que vendría meses después la pandemia y que ya tenía un negocio funcionando 24/7 desde la comodidad de mi casa. Y mejor aún, mi negocio comenzó a crecer mucho más.

Hoy en día tenemos negocios tradicionales (físicos) pero también negocios digitales, y ¿qué decirte? Ambos tienen sus pro y sus contras, pero hoy en día apuesto más por los negocios digitales, que pueda gestionar con mi celular con Internet desde cualquier parte del mundo. Además que no tengo límites geográficos, puedo ayudar a personas de cualquier parte del mundo, y también forman parte de mi equipo personas de distintos países.

Además en los negocios digitales no debes tener una gran cantidad de inventario, o estar con la preocupación de la rotación de los productos, o en mi caso (en el hotel), con el mantenimiento de cada habitación con los estándares de calidad y todo lo que esto requiere. Ojo, que no quiere decir que tu negocio digital no será de calidad, claro que sí debe ser la mayor calidad posible, pero es menos complejo de manejar y dar solución a cualquier problema más rápido.

Mi negocio digital me permite mayor flexibilidad, poder estar con mis hijos y mi esposo el mayor tiempo posible y dedicarles a ellos tiempo de calidad. Ahorita mientras estaba escribiendo este artículo, me levanté como tres veces ya que los niños necesitaban de mi ayuda, que es de las mayores razones por las que seguiré apostando por negocios digitales (porque yo me hago mi horario) y a la vez, dedicar gran parte de mi tiempo a crecer mi empresa cada día más, a seguir aprendiendo y a generar mayores líneas de ingresos que dependan menos de mi.

Si hoy en día tenes un negocio tradicional, te invito a que le des la vuelta y vayas digitalizando y automatizando tus procesos. Sí se puede, y es aplicable para cualquier tipo de negocio. ¡Verás cómo irá creciendo tu negocio en menos tiempo, pero con mucha disciplina de tu parte!

PD: La foto de arriba es de nuestro Hotel en Nicaragua.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>